Marysol Fragoso Sosa

Bruno Aloi entrena para debutar en Moita, Portugal

Facebook
Twitter
WhatsApp

El maestro español Tomás Campuzano dio a conocer que el novillero mexicano Bruno Aloi llevó a cabo una tienta como preparación rumbo a su debut en Moita, Portugal, planificada para este domingo 16 de julio.

La lidia de dos novillos se ejecutó en la Ganadería de Rehuelga, ubicada en la hermosa Cádiz, en la región española de Andalucía, misma que tiene procedencia del Conde de Santa Coloma-D. Joaquín Buendía Peña y se distingue con la divisa que forman los colores azul turquesa y encarnada.

Como se recordará Bruno Aloi debutó sin caballos el pasado domingo 8 de mayo de 2022 en el coso de Colmenar de Oreja, Comunidad de Madrid. En esa fecha cortó dos orejas. Se presentó con picadores en octubre de 2022, en la plaza San Marcos, de Aguascalientes. Fue premiado con dos orejas de su primero y vuelta en el otro; ambos de la ganadería Monte Caldera.

Debutó con caballos en España, durante la novillada de la Feria de Pascuamayo 2023 en Santisteban del Puerto (Jaén), donde desorejó a su lote para obtener dos orejas.

En lo que va de este año, Aloi Hernández ha toreado cuatro tardes: Autlán, Aguascalientes, Cedral y Santiesteban del Puerto, para sumar siete trofeos cortados.

Se presentará en Moita, Portugal, este domingo 16 de julio, al lado de los rejoneadores Manuel Oliveira, Vasco Vega y los Forcados Amadores de Moita, además de José Antonio García, Vicente Sánchez y João Mexia, quienes lidiarán novillos de Palha para rejones, y Fale Filipe para la lidia a pie.

Acerca de la dehesa hispana llamada Ganadería de Rehuelga hay que destacar que fue formada en 1905 por el Conde de Santa Coloma a partir de dos sangres de Vistahermosa, la de Saltillo y la de Ibarra. 

La ganadería de Saltillo, que pasó en 1918 a Félix Moreno Ardanuy, es origen de la mayoría de vacadas mexicanas y de otras como la de Albaserrada, en la que predominó esta sangre sobre la ibarreña.

La ganadería Ibarra se vendió en dos lotes, uno fue a manos de Fernando Parladé y otro a Manuel Fernández Peña, a quien, un año después, compró el Conde de Santa Coloma. Con esta sangre nacieron ganaderías como las de Coquilla (1916) y la de Graciliano Pérez-Tabernero (1924).

El Conde de Santa Coloma llevó las dos sangres por separado y, al tiempo, mantuvo una línea en la que se cruzaron ambas procedencias. Mientras los toros de origen Ibarra, con mayoría de pelos negros, son más hondos, con más morrillo y más suaves en las embestidas, los toros de Saltillo son de pelos cárdenos, degollados de papada, más finos de cabos y más temperamentales. La mezcla de ambas sangres dio origen a uno de los grandes encastes del siglo veinte, que fue depurado por la familia Buendía al comprar en 1932 toda la vacada de Santa Coloma y el hierro original.

Durante el siglo pasado, los “santacolomas” fueron pieza importante de los grandes triunfos, como los conseguidos por Pepe Luis Vázquez, Luis Miguel Dominguín, José María Manzanares o “Paquirri”, entre otros diestros distinguidos.

FOTO: CORTESÍA MAESTRO TOMÁS CAMPUZANO

TE PODRÍA INTERESAR

Paola y Sergio listos para León

El matador tlaxcalteca Sergio Flores y la matadora de Querétaro Paola San Román, que torearán el próximo sábado 25 de mayo en la corrida en

Surge nuevo apoderamiento

El taurino Esteban García Chávez da a conocer el inicio de la relación de apoderamiento con el joven y fino diestro Emilio

Scroll al inicio