Marysol Fragoso Sosa

La obra pictórica de la poblana Gabriela Ferrer

Facebook
Twitter
WhatsApp

La pintora poblana Gabriela Ferrer Bautista cuenta con una extensa obra taurina que en 2018 recorrió ciudades de México y españolas como Sevilla, Jerez y Madrid. Se trata de la colección de acuarelas llamada “México, el Toro y sus Tradiciones”, misma que se fue gestando a lo largo de la Temporada Grande en la Plaza México, ya que cada una de las 15 sirvió para la ilustración del programa de mano que se reparte entre los aficionados. 

Recientemente, su obra llamada El Toro de Talavera, fue utilizada como imagen en la defensa de la Fiesta Brava en la capital poblana, cuya permanencia fue votada en el Congreso de Puebla y ganó por diferencia de tan sólo un voto.

Gabriela es una apasionada del toro de lidia y proviene de una familia taurina, en la que incluso, se cuenta al joven matador de toros Héctor Gabriel, por ello, desde niña vivió con pasión la fiesta brava. Estudió finanzas y se desarrolló de forma exitosa en esa área hasta que en 2010 se fue a vivir a Sevilla, donde pasó tres años, y en aquella tierra afloró su sensibilidad por el arte, que, por cierto, también le viene de familia ya que entre sus antepasados cuenta con un tío que es pintor: José Octavio Ferrer (qepd).

CORTESÍA GABRIELA FERRER

A su regreso a México decidió abrazar de lleno la vocación artística que le brota por los poros y se acercó al artista plástico Jorge Montalvo “Giorgio”. De ese modo, dejó todas sus actividades bancarias, dio un salto al vació y empezó a hacer bocetos y a ejecutar sus primeras acuarelas.

En el año 2016, acudió a presenciar una novillada en la Plaza México y al ver que el programa de mano oficial tiene en cada portada una imagen, pensó: “Mi más grande sueño sería ver una de mis obras en esa publicación”, resaltó. Y como dice el dicho, “el que no arriesga no cruza el río”, ella decidió hacerle una propuesta, vía correo electrónico, al director de la revista, Fernando Jiménez, para pedirle que publicara uno de sus trabajos.

Sin embargo, no recibió respuesta sino hasta casi un año después, cuando se acercaba la Temporada 2017-2018. Su sorpresa sería mayúscula al conocer que en lugar de proponerle una publicación en solitario, Fernando Jiménez le ofreció ilustrar los ejemplares de toda la temporada. De ese modo, el sueño dejó de ser uno y se convirtió en 15 sueños taurinos que los amantes de la tauromaquia pudieron disfrutar de noviembre de 2017 a febrero de 2018.

Ahí surgió “México, el Toro y sus Tradiciones”. Primeramente, se presentó en el cortijo mexiquense Cinco Villas; luego en San Miguel Allende, Guanajuato, en la sede del conocido restaurante Tupinamba.

TE PODRÍA INTERESAR

Ayala, única oreja en Xico

Se dio a conocer el balance final de la corrida de toros que se realizó para conmemorar el 500 aniversario de la

Scroll al inicio