Marysol Fragoso Sosa

Miguel Aguilar, oreja en Texcoco; “Armillita IV” faenas artísticas; falló con la espada

Facebook
Twitter
WhatsApp

A lo largo de la corrida que se llevó a cabo este Viernes Santo en la plaza Silverio Pérez en Texcoco, Edomex., los matadores Fermín Espinosa»Armillita» y Miguel Aguilar brindaron una gran tarde de toros, tanto al enfrentar toros complicados, cuanto con los de buen juego. Mientras que el español Juan Serrano «Finito de Córdoba» no quiso saber nada de sus enemigos y perdió el rumbo con la espada. Se lidió un encierro de Barralva, bien presentado, de juego diverso, donde sobresalieron quinto y sexto (recibió palmas en el arrastre). Aguilar cortó un apéndice del último y Espinosa los dejó escapar por fallos con el acero.

Armillita IV se la jugó con cabeza fría y corazón caliente ante el segundo toro que salió al ruedo pegando arreones y calamocheando. Lo recibió con firmeza con el capote y tras hacerse de él, le ejecutó un pinturero remate que arrancó el primer olé de la tarde.

Tras el encuentro con el picador, el astado atemperó un poco la embestida. Fermín, con la muleta lo fue metiendo al canasto hasta haberlo domeñado y le realizó una faena con técnica que caló en el tendido. Tenía ganado el apéndice, pero un metisaca que precedió a una estocada entera que hizo rodar al ejemplar sin puntilla, lo llevo solamente a escuchar las palmas de los aficionados.

El quinto fue un ejemplar que tuvo muy buen son, el cual fue sentido por el actual exponente de la dinastía Armillita para llevar a cabo una faena artística y variada desde el capote. Cuando empezó su obra con la muleta, los aficionados se le entregaron entre gritos de ! torero- -torero! que surgieron ante las impecables tandas por ambos pitones. Este trasteo de calidad, variedad y temple, terminó sin premio alguno, luego que pinchó arriba en un par de ocasiones, previo a dejar una estocada hasta las cintas.

Miguel Aguilar le plantó cara al tercero que fue complicado. Se puso en la línea donde se reciben las cornadas, con tal de congraciarse con los asistentes, pero erró en la suerte suprema y perdió la oreja.

Ante el sexto puso toda la carne en el asador ante el mejor burel. Sin dudar,  toreó de hinojos al empezar su labor muleteril. Luego dio paso al toreo de calidad con el que estructuró su labor. Se tiró a matar y dejó la estocada, para obtener la única oreja del festejo. Fue largamente aclamado por la afición.

El hispano Finito de Córdoba dio un espectáculo de poco dignidad al abreviar en ambos toros, para colmo se puso muy pesado con los aceros, por lo que se le fue vivo el primero y estuvo a punto de que le sucediera lo mismo con el cuarto. Con ello sumó otro petardo en la campaña que hace algunos meses empezó en nuestros país.

El balance final fue:

Viernes Santo. 15 de abril. Plaza Silverio Pérez. Tercer festejo de feria. Segunda corrida. Un tercio de entrada en tarde soleada. Toros muy bien presentados de Barralva, de juego desigual, excepto quinto y sexto que fueron buenos, el último, con palmas en el arrastre. Pesos 560, 490, 480, 515, 520 y 485 kilos

Finito de Córdoba (canela y pasamameria negra): protestas tras tres avisos y protestas tras dos avisos.

Fermín Espinosa «Armillita IV: (bugambilia y oro): palmas en su lote.

Miguel Aguilar (malva y oro): palmas y oreja.

Incidencias: En el ecuador de la corrida se rindió homenaje al matador Fermín Espinosa Menéndez «Armillita», la alcaldesa de Texcoco Sandra Luz Falcón y el empresario «Curro» Leal le entregaron un reconocimiento. El último toro fue brindado por Miguel Aguilar al Senador Higinio Martínez.

TE PODRÍA INTERESAR

Alternativa no autorizada

La Asociación Nacional de Matadores de Toros, emite un comunicado en el que señala que:»la alternativa del novillero Luigi Mercury anunciada para

Scroll al inicio