Marysol Fragoso Sosa

Tres orejas para Neyra y una para Pacheco en Texcoco

Facebook
Twitter
WhatsApp

En un hecho insólito la terna de novilleros que en breve toreará en Las Ventas de Madrid, regaló y toreó un ejemplar de manera conjunta.

Gran competitividad se generó durante la novillada extraordinaria que se realizó durante el cierre de la Feria Internacional del Caballo 2024 en la Plaza Silverio Pérez de Texcoco, donde cómo máximo triunfador se alzó Eduardo Neyra con el corte de tres apéndices en su lote; uno fue para César Pacheco; mientras que el debut en México del español Borja Ximelis terminó con vuelta al ruedo. A pesar de que el festejo fue gratuito, únicamente se registró más de media entrada.

Fue tal la rivalidad que en el ruedo texcocano generó esta tripleta de novilleros que en fecha próxima toreará en el coso de la capital hispana, que, en un hecho fuera de lo común y para impulsar aún más el pique entre ellos, la empresa Don Bull Productions les invitó a torear un séptimo novillo entre los tres.

Fue así cómo, cuando habiendo transcurrido la lidia tradicional de los seis ejemplares de Chinampas: Ximelis, Neyra y Pacheco se fueron hacia los medios y levantaron el dedo para anunciar un regalo, procedente de la misma dehesa propiedad de Rodolfo Camarena. El público interpretó que cada cual obsequiaría un ejemplar, sin embargo, cuál sería la sorpresa al observar que  durante el transcurso de la lidia que torearon a ese astado de forma compartida.

Entre la expectación y la alegría, los aficionados presenciaron como Ximelis lo recibió con el capote; Neyra lo llevó al caballo; Pacheco le hizo un quite por chicuelinas antiguas y luego cada uno le puso un par de banderillas.

Para la labor con la muleta, se respetó el orden de antigüedad del cartel, es decir, Borja le dio dos tandas de muletazos, luego Eduardo y de inmediato César. Se tiró a matar el novillero hispano, pero pinchó; Neyra no pudo hacerlo pues en el callejón estaba siendo atendido de un golpe que el toro le había dado en la rodilla izquierda, por lo que fue César quien le dio muerte.

Los tres dieron vuelta al ruedo juntos, en una estampa tan diferente como original, con el beneplácito de la gente que se mantuvo entusiasmada a lo largo de toda la lidia.

De ese modo se puso punto final al festejo novilleril en el que se presentó en México el novillero español Borja Ximelis, ante el ejemplar llamado «Nogalito», de Chinampas. Cumplió con el capote y tras el puyazo, realizó un quite por mandiles, colocó banderillas con lo que emocionó al público. A pesar del viento, logró sus mejores muletazos cuando se cruzó y mostró su clase, ante un astado que se desplazó con nobleza. Lo despachó de estocada. Palmas.

Ximelis bregó en corto al cuarto ejemplar, lució al colocar los palitroques. Inició con pases humillados y un cambio de muleta a la izquierda. A partir de ahí se dio a correr la mano y la labor se fue al alza. Terminó con una estocada entera y empleó el descabello. Vuelta tras aviso.

Eduardo Neyra gustó al público en sus evoluciones con el capote ante el segundo del encierro. Ligó tandas de largos y sentidos pases por el pitón derecho. Probó por el izquierdo y regresó a torear con la mano diestra para instrumentar la faena completa que remató al primer viaje con la toledana. Oreja.

En el quinto, Neyra invitó a banderillear a sus alternantes para cuajar un segundo tercio que puso en pie al público. Con la muleta aprovechó que el novillo metía la cara abajo para ligar pases con largueza por ambos lados. Cerró su labor con una serie de naturales y sanjuaneras. Una estocada entera cerró su labor. Surgieron los gritos de ¡torero, torero! y cortó dos orejas que paseó con orgullo.

César Pacheco recibió al tercero con una larga cambiada de rodillas. El ejemplar que apuntaba buen juego se rompió un pitón en el transcurso de la lidia, por lo que fue despachado por el zacatecano en tiempo corto, con tres cuartos de acero. Silencio.

Pacheco recibió al sexto con una tanda de largas de rodillas, en la boca de riego. Brindó la cortesía de también invitar a Ximelis y Neyra a colocar banderillas.

Más adelante, de rodillas, ligó una nutrida tanda de muletazos con la mano diestra, para luego ejecutar una labor que tuvo gran conexión con el tendido, en especial al torear por naturales. Concluyó con dos viajes con la espada y cortó la oreja entre las aclamaciones del público.

FICHA

Domingo 7 de abril de 2024.

Texcoco, Estado de México. Plaza Silverio Pérez. Novillada extraordinaria y último festejo de la Feria Internacional del Caballo 2024. Más de media entrada en tarde calurosa y con viento constante.

Siete novillos de Chinampas (el séptimo como regalo y que fue lidiado por los tres alternantes del cartel), que cumplieron en presentación y dieron buen juego. Pesos: 407, 434, 402, 409, 427, 423 y 439 kilos.

*Borja Ximelis (azul marino y oro):

Palmas y vuelta tras aviso.

*Eduardo Neyra (negro y plata):

Oreja y dos orejas.

*César Pacheco (azul celeste y oro) :

Silencio y oreja.

*Vuelta conjunta (con un aviso incluido) de los tres novilleros en el novillo de regalo.

Incidencias: Omar Morales realizó un gran puyazo al segundo novillo.

TE PODRÍA INTERESAR

Lista la feria de Santa Clara

La empresa Santa Clara Taurina anunció su tradicional corrida de feria en Santa Clara Coatitla, Estado de México, la cual está programada

Agradezco el Reconocimiento

Agradezco a la gobernadora de Aguascalientes @tere_jimenezags así como a: @luisalbertovillarrealgto @vero_glz10 @aguascalientes_mx Adiel Bolio. Francisco Vargas. Por la entrega de este

Scroll al inicio