Marysol Fragoso Sosa

Ventura corta rabo; Martínez, dos orejas y «Calita», una, en Yuriria

Facebook
Twitter
WhatsApp

La plaza de toros “La Guadalupana”, en Yuriria, Guanajuato, atestiguó una gran tarde de toros: el magisterio de Diego Ventura en una tarde cumbre, de locura, cortó dos orejas y rabo, con el segundo de su lote, un toro de bandera de Cerro Viejo que mereció la vuelta al ruedo en el arrastre.  Francisco Martínez levanta una vez más la mano, con un gran triunfo, cortando cuatro orejas. Por su parte, Ernesto Javier “El Calita”, pechó con el lote más complicado y se llevó una oreja.

“Preciosa Sangre”, de 495 kilos, el abre plaza de Cerro Viejo, que correspondió a Diego Ventura, quien saludó montando a “Néctar”. Un toro con mucho motor de salida, colocando un rejón de castigo. “Eco”, compañero en el comienzo de las banderillas, y a este momento de la faena ya había perdido el toro fuerza y transmisión, duró muy poco, en un abrir y cerrar de ojos. Ventura, maestro y con gran conocimiento, porfió y en el centro del ruedo lo citó de poder a poder para batirse a pitón contrario y dejar una banderilla. Se ha dejado llegar mucho al toro, en distancias más cortas, clavando una banderilla más. “Gitano” y un quiebro soberbio que deletreó con verdad y pureza han llevado las emociones al tendido, firmando con una pirueta sensacional.  “Fado”, y la valentía temeraria en banderillas a dos manos de gran ejecución. El toro prácticamente pegado a tablas, y Ventura redoblando los esfuerzos con pulso y mando, por lo que tomó el Rejón de Muerte, pero ante un toro aplomado pidió permiso a la autoridad para dar muerte a pie, ha tenido fallos y fue ovacionado.

“El Auxiliar”, de 505 kilos, de Cerro Viejo, para Ernesto Javier “El Calita”, que estuvo breve con el capote. Brindó la muerte de su toro al rejoneador Diego Ventura, para después comenzar su faena por pitón derecho. La faena se mantuvo en la tónica de la entrega de “El Calita” que se esforzó ante un toro deslucido y de poca transmisión. Él buscó agradar y ha sacado los pases, de calidad por ambos pitones, para terminar por inventarse la faena. El público le reconoció con una fuerte ovación pese a las fallas con la espada.

“Abajeño”, de 490 kilos, tercero del festejo, correspondiendo a Francisco Martínez que se recreó por verónicas en el saludo capotero, destacando con el quite por chicuelinas, y con esa disposición siempre cubrió el Segundo Tercio, dejando tres buenos pares de banderillas. Consentido de su tierra y de su gente, Francisco Martínez ha dejado una faena que construyó con mucha calidad, ha plasmado muletazos con recorrido, ritmo, largos y con hondura. Sin dejar esa entrega que le caracteriza, tuvo mucho valor, variedad, y una enorme entrega que fue reconocida por el público. Gran estocada dejó en la Suerte Suprema, y con petición mayoritaria para cortar dos orejas.

“Agustino”, de 450 kilos, montando a “Joselito”, segundo para Diego Ventura que ha hecho vibrar de salida al rodarse con el toro. Con “Velásquez”, a dos pistas, y en las banderillas “sublime”, con enorme espectacularidad, haciendo que la gente le aplaudiera de pie, que gran binomio de jinete y caballo. “Bronce” la estrella que ha cautivado a México entregó y dejó la piel en una obra firmada con las letras doradas bajo el nombre de Diego Ventura. Sin la cabezada, “Bronce”, dando el pecho en otro de los momentos que han desbordado todas las emociones en el tendido. Buen toro el de Cerro Viejo, von mucha transmisión, y nobleza. “Fado”, el artífice y encargado de cerrar esta gran faena con banderillas cortas en el carrusel. Gran Rejononazo! Vuelta al toro en el arrastre y dos orejas y rabo para Diego Ventura. Compartió la vuelta al ruedo con el ganadero Alfonso Franco.  

“Abuelo”, de 500 kilos, para Ernesto Javier “El Calita”, que dejó buenos lances a la verónica, y con la muleta costeó las embestidas de un toro deslucido, rajado, siempre a media altura, que no dio opciones al torero mexiquense. “El Calita” apostó todo, siempre con entrega y voluntad y ese deseo de agradar, pero poco dio el toro. Gran estocada para cortar una oreja.

“Don Omar”, de 530 kilos, para Francisco Martínez que salió a por todas, variedad con el capote, llegando a un momento de gran emoción cuando se recreó por zapopinas. Con las banderillas, tres pares, luciendo sus facultades y poder, el final, al violín, en medio de una desbordada emoción. Brindó su faena a Uriel Moreno “El Zapata”, presente como aficionado este día. Su faena tuvo mucha calidad, pudo Martínez dar un golpe firme sobre la mesa, sobre todo porque gusta al público, y triunfa, y eso le ayuda a seguir sumando. Certero con la espada, cortó dos orejas.

El balance final fue:

Yuriria, Gto.- Plaza «La Guadalupana». Corrida de Feria. Tres cuartos de entrada en tarde soleada. Toros de Cerro Viejo, entre los que destacó el 3o. y 4o. que recibió vuelta al ruedo.

El rejoneador Diego Ventura: Ovación y dos orejas y rabo.

Ernesto Javier «Calita»: Ovación y oreja.

Francisco Martínez: Dos orejas y dos orejas.

FOTO: NTR TOROS

TE PODRÍA INTERESAR

Alternativa no autorizada

La Asociación Nacional de Matadores de Toros, emite un comunicado en el que señala que:»la alternativa del novillero Luigi Mercury anunciada para

Scroll al inicio