Marysol Fragoso Sosa

Tres orejas para Diego en Teruel; memoria a Víctor Barrio

Facebook
Twitter
WhatsApp

A unos días de que se cumplan siete años de la trágica muerte de Víctor Barrio a consecuencia de una cornada en el pecho, durante la corrida en Teruel, el rejoneador Diego Ventura le rindió homenaje tanto en el ruedo, donde cortó tres orejas en el mano a mano con Andy Cartagena (un apéndice); como a su salida del coso, frente al azulejo que recuerda al joven segoviano que el 9 de julio de 2016, ahí, un toro de Los Maños, le arrebató la vida.

Salió Diego a hombros de Teruel, tras una tarde en la que hubo de labrar el triunfo porque la corrida de Veiga Teixeira no lo puso fácil. Aun en volandas, pidió que la acercaran y le detuvieran ante el azulejo en memoria de Víctor Barrio que flanquea la puerta grande del coso turolense. Lo besó, lo acarició y mirando al cielo expresó su respeto más profundo al compañero, al torero, al héroe que se fue porque, de cuando en vez, el toreo pide cobrarse el precio más alto para seguir estando al alcance sólo de los héroes. Como Víctor, cuyo recuerdo se agiganta por más tiempo que pase…

Ese fue el mejor corolario posible a una tarde que ante las dificultades que sacó la corrida del prestigioso hierro luso pusieron cuesta arriba. Nada regalaron los toros. Ni para bien ni para mal. El primero de Diego fue profundamente malo e incluso se echó. Y encima, llovió con fuerza para refrendar ese inicio tan a contraestilo.

Si alguna opción más le sacó Diego a su segundo fue porque es una figura y para serlo no renuncia a nada con tal de dominar y de triunfar. Paró al toro con “Quizás” para comprobar que era toro de esperar, como agazapado, para después expresarse con genio. Cada quiebro con “Lío” tuvo la emoción sincera de lo incierto porque el torero iba con todo y el astado, con todas sus reservas. Hubo verdad en cada embroque, que fue como esquivar un puñal. Con “Nómada”, fue Ventura una y otra vez a buscar a su oponente al refugio de su querencia para imponerle su mando. El par a dos manos con “Guadiana” tuvo el mérito secreto de tener que asomarse tanto al morrillo para clavar porque el burel, dicho queda, aguardaba las cercanías. Cobró un rejón entero y descabelló para alzarse con la primera oreja.

Fue bueno este tercer toro de Veiga Teixeira, que tuvo en la movilidad su principal virtud. Y la aprovechó el cigarrero desde el recibo con “Campina”, preámbulo de un excepcional tercio de banderillas con “Nivaldo” dejándose llegar los pitones al pecho para quebrar. “Sueño”, dominando las embestidas por dentro y, por dentro también, los espacios más reducidos para, como recogiéndose sobre sí mismo, meterse por donde las tablas ya rozan y cambiarle el viaje al toro.

Bronce”, atesorando eso tan suyo y de todos los días de que los espacios y cuanto en ellos cabe, lo decide él. Derroche de toreo caro y apasionante que Diego Ventura certificó de un certero rejón para cortar dos orejas de ley al final de una tarde de prueba. Para héroes. Como Víctor Barrios.

FICHA

JUEVES 6 DE JULIO 2023


Plaza de toros de Teruel. Primer festejo de la Feria del Ángel. Corrida de rejones. Dos tercios de entrada. Toros de Veiga Teixeira.

Andy Cartagena: ovación, ovación y oreja.

Diego Ventura: ovación, oreja y dos orejas.

FOTO: INFODIEGOVENTURA

TE PODRÍA INTERESAR

Ayala, única oreja en Xico

Se dio a conocer el balance final de la corrida de toros que se realizó para conmemorar el 500 aniversario de la

Scroll al inicio