Marysol Fragoso Sosa

Triunfal corrida benéfica en Morelia

Facebook
Twitter
WhatsApp

La Corrida de los 4 Ases de México fue todo un éxito ya que en el ruedo los toreros respondieron artísticamente a la expectativa que generó el festejo taurino que estuvo acompañado de música sinfónica la cual dio un sabor especial a la cuarteta de matadores que se inspiraron para crear obras de arte, por lo que el público de Morelia, Michoacán, salió toreando de la plaza tras haber disfrutado de más de cuatro horas de un espectáculo de máxima categoría que se quedó a nada de llenar las localidades, en este evento organizado por la Fundación Los Ángeles Taurinos, a beneficio de los niños que padecen cáncer.

Se lidió un encierro integrado por siete toros de Bernaldo de Quirós, bien presentados, astifinos, con clase y nobles, aunque medidos de fuerza; y otro de Autrique, que fue el octavo. ya que, durante el entorilamiento, el de la ganadería titular se destiporró. Ese último brindó un juego estupendo por lo que fue premiado con vuelta al ruedo.

Joselito Adame salió con banderas desplegadas para dejar constancia de su madurez taurina que le llevó a cortar la oreja de su primero y las dos de su segundo; Diego Silveti cuajó dos faenas de corte distinto: en una desgranó arte pero la malogró con la espada y la otra fue de raza, por la que obtuvo un valioso apéndice.

Luis David sorteó un inválido como primero de su lote; mientras que el último fue el mejor del encierro por lo que mereció los honores de la vuelta al ruedo y él recibió un trofeo.

“El Payo” que reapareció tras la cornada en un ojo y la fractura nasal que recién sufrió, ejecutó un trasteo de inspiración en el que el juez de plaza le negó la oreja, a pesar de la intensa y prolongada petición de la afición que llamó al diestro queretano a dar una vitoreada vuelta al ruedo, que desde luego, sabe a poco para la labor que realizó, pero que compensó en algo la decisión del palco.

La certera ejecución con la espada fue la que elevó a Joselito Adame al título de máximo triunfador. La faena al primer toro contó con empaque y variedad. José fue estrechando distancia hasta terminar rozando los pitones del toro con sus muslos. La del quinto tuvo la virtud de la emoción pues enn varias tandas puso al público en pie, cuando, despatarrado ligó pases por ambos pitones. Firmó una estocada desprendida y recibió el primer trofeo de la corrida.

Octavio García “El Payo” toreó al segundo en la boca de riego con paciencia y temple, se acompañó de los acordes del Concierto de Aranjuez y ejecutó un recital de naturales. Dejó tres cuartos de acero y tras la nutrida petición no concedida dio una rotunda vuelta al ruedo.  Al sexto le eslabonó una faena de menos a más hasta que consiguió del toro pases en redondo. Tras un par de pinchazos y un golpe de descabello, fue aplaudido con fuerza.

Diego Silveti toreó con profundidad y sentimiento al tercero. Sus ajustadas gaoneras fueron la carta de presentación que marcó el nivel de su proyección que continuó con la muleta en tandas con tanto sentimiento como temple, lo que generó que la gente pidiera a la orquesta que tocara “Caminos de Guanajuato” (estado de donde es originario este diestro) y al unísono, casi cuatro mil voces la cantaron mientras él toreaba, en el pasaje más emotivo de la tarde. Falló con la espada y perdió las orejas. El séptimo astado se prestó para que Silveti realizara un trasteo con largueza y hondura. Dejó estampas del toreo con el cuerpo erguido y de pases con desmayo y lentitud. Luego de una estocada recibiendo y un golpe de descabello cortó una oreja.

Luis David vivió la cruz y la cara del toreo, ya que su primero fue tan débil que a pesar de su esfuerzo nada le pudo sacar; en cambio, el último, fue un dije de Autrique, fiel a sus bellas hechuras, embistió como un bendito, tras haberse mostrado con codicia ante el picador. Luis David lo toreó con entrega y variedad, incluso le colocó banderillas por todo lo alto. Su faena tuvo impacto en el tendido. Tras un pinchazo, dejó una estocada recibiendo para llevarse un apéndice.

FICHA DE FESTEJO

SÁBADO 25 DE FEBRERO 2023.

Morelia, Michoacán. Plaza de toros El Palacio del Arte. Techada. Corrida de los 4 Ases, a beneficio de la Asociación de Niños con Cáncer. Casi lleno. Siete toros de Bernardo de Quirós y uno de Autrique (octavo), este último fue premiado con vuelta al ruedo, bien presentados, astifinos, con clase y nobles, aunque medidos de fuerza. Pesos: 500, 588, 487, 468, 500, 465, 462 y 486 kilos.

Joselito Adame (azul marino y oro): oreja y dos orejas.

Octavio García «El Payo» (blanco y plata): vuelta y palmas tras aviso.

Diego Silveti (sangre de toro): silencio y oreja.

Luis David (gris plomo y oro): silencio tras aviso y oreja.

INCIDENCIAS: La corrida tuvo una duración de 4 horas 15 minutos. El subalterno Fernando García hijo, alternó en banderillas con Luis David, en el último toro y saludó una ovación. Se rindió un minuto de aplausos a la memoria del empresario Juan Arturo “El Pollo” Torres Landa, del subalterno Rutilo Morales y el picador Alejandro Martínez. La Señora Tomasina Esformes entregó tabletas a los niños con cáncer que acudieron a la corrida y que desde una carreta regalaron claveles a los aficionados,

FOTO: MANOLO BRIONES

TE PODRÍA INTERESAR

Paola y Sergio listos para León

El matador tlaxcalteca Sergio Flores y la matadora de Querétaro Paola San Román, que torearán el próximo sábado 25 de mayo en la corrida en

Scroll al inicio