Marysol Fragoso Sosa

César Ruíz a hombros; Osornio, oreja, en Arroyo

Facebook
Twitter
WhatsApp

La segunda novillada del ciclo que se realiza en la plaza de toros Arroyo en la capital del país, resultó gratificante, toda vez que la sexteta del cartel realizó faenas redondas en base a la mayor experiencia que tiene en su haber, en relación a los toreros que se presentaron en la inauguración del serial.

El máximo triunfador fue César Ruíz quien con un estilo personal, fresco y alegre cortó dos orejas al último novillo del festejó, procedente de la ganadería de Pepe Arroyo, mismo que completó el encierro de Joaquín Aguilar y que fue premiado con arrastre lento. Emiliano Osornio, también tocó pelo, por una faena en la que derrochó arte: Alberto Ortega dio vuelta al ruedo, tras haber perdido la oreja por pinchar al primer novillo; tampoco estuvo fino con el acero César Pacheco, quien con capote y muleta firmó una notoria reaparición tras la grave cornada que sufrió en La Florecita. Lázaro Rodríguez y Jesús Sosa resolvieron con solvencia las dificultades que les presentaron los respectivos astados que le correspondieron en suerte.

Entrando al detalle y por orden de aparición en el ruedo: Alberto Ortega ante un novillo al que tuvo que encelar mucho para provocar la primera embestida de cada tanda, lució en su desempeño con calidad y temple por ambos pitones del astado. Estructuró una faena en la que destacaron su naturales y dos tandas con la mano diestra antes en una serie de manoletinas de rodillas. Dio vuelta al ruedo tras un aviso luego de un pinchazo, estocada tendida y un golpe de descabello.

César Pacheco se esforzó con el capote ante un burel que tuvo poco recorrido. Al llegar a la muleta, el ejemplar se mostró aplomado y fue remiso para tomar el engaño, no obstante, el zacatecano, lo provocó con paciencia y obtuvo los mejores dividendos con  ceñidos pases con la mano izquierda, en los que hizo patente su muñeca de privilegio Terminó de pinchazo y tres cuartos de espada que hizo pronto efecto.

Lázaro Rodríguez empezó su labor muleteril con la mano derecha y logró arrancar olés pues corrió el engaño con largueza. Siempre llevó al novillo empapado en su muleta gracias a un buen pulseo de la misma. El morito se tornó reacio a acudir al primer toque, pero una vez que acudía al cite, se enganchaba en los pases, aunque sin transmisión. Un pinchazo arriba y una estocada desprendida bastaron para que concluyera la labor de Pacheco.

El tlaxcalteca Jesús Sosa, con un arriesgado péndulo, dió paso a una labor en la que tras los primeros muletazos el toro empezó a recular y a buscar los tobillos del lidiador en busca de hacerle daño; este aguantó los embates sin pestañear. Sacó partido con inteligencia y serenidad a pesar que el animal pronto buscó el abrigo de las tablas

Falló en los dos primeros intentos por sepultar la toledana en el morrillo de su enemigo. Remató hasta el tercero.

Emiliano Osornio cortó una valiosa oreja, luego de haber estado entregado a pesar que el novillo, que contó con calidad fue medido de fuerza por lo que le complicó el inicio de la faena. Pero este lidiador obtuvo muletazos con despaciosidad y hondura. Cerró al alza con tandas de gran valía artística. Dejó una estocada en la que se le fue la mano abajo, pero el público que hizo media entrada, pidió con mucha fuerza que se le concediera el apéndice y el juez Gilberto Ruíz Torres atendió la petición.

César Ruíz recibió con lances de rodillas al último novillo y se esforzó al torear con el capote. Colocó banderillas, en el tercer par, de palitroques cortos, alcanzó gran lucimiento. Cuando le tomó la distancia al ejemplar cuajó muy buenos pasajes en los que predominaron la alegría y el trazo largo. Concluyó de estocada hasta las cinta, obtuvo los dos trofeos del toro, al que se concedió arrastre lento.

FICHA

SÁBADO 11 DE MARZO

CIUDAD DE MÉXICO. Plaza de toros Arroyo. Cubierta. Segunda novillada de la temporada. Media entrada. Cinco novillos de Joaquín Aguilar, que dieron poco juego y uno de José Arroyo (sexto); éste último fue premiado con arrastre lento.

José Alberto Ortega:  vuelta

César Pacheco: ovación en el tercio

Lázaro Rodríguez: ovación en el tercio

Jesús Sosa: ovación en el tercio

Emiliano Osornio: oreja.

César Ruiz: dos orejas.

INCIDENCIAS: Destacaron los varilargueros Erick Morales y su hermano César Morales, quienes fueron ovacionados. Con las banderillas, Claudio Montiel, que saludó en el tercero.

FOTOS NTR TOROS/ ABRIL RÁBAGO

TE PODRÍA INTERESAR

Ayala, única oreja en Xico

Se dio a conocer el balance final de la corrida de toros que se realizó para conmemorar el 500 aniversario de la

Scroll al inicio